Seguridad en casa tiempos de COVID

Una de las principales medidas para controlar el Covid-19 es la necesidad de quedarse en casa. En muchos países se comunicó la idea de #YOMEQUEDOENCASA, pero ¿qué hay detrás de eso? Quedarse en casa significa en realidad, para muchas personas, experimentar una cierta cantidad de frustración, que, al principio, puede incluso causar síntomas como aburrimiento, irritabilidad o ansiedad. Pero es clave tener en cuenta la seguridad en casa.

Parece que las relaciones familiares, que gozan de cierta libertad en la vida cotidiana, son las más vulnerables a los daños. La vida en común puede complicarse: hijos imparables, un cónyuge intolerante y otras pequeñas discusiones que, hace unos días, podrían haberse evitado o controlado simplemente saliendo a dar un paseo.

Oportunidades para participar plenamente en actividades que nos interesan desde hace tiempo, para restablecer las relaciones familiares que tal vez hemos descuidado demasiado, e incluso para aprender a ver la soledad como una oportunidad para escucharnos y comprendernos mejor.

Si alguien se sigue preguntando cómo ser útil, invitamos a nuestros lectores a empezar por sus propias casas. La casa, el lugar muchas veces desvalorado porque tantas actividades nos sacan, la casa es de nuevo un hogar que puede ser compartido con la familia, los compañeros de habitación o simplemente nosotros mismos.

Si empezamos a mirar cada rincón de nuestras casas, nos damos cuenta de lo mucho que podemos hacer para mantenerlas en mejor estado.

Entonces, ¿qué nos impide usar este período de tiempo para hacer nuestras casas más seguras y acogedoras para arreglar cosas que no funcionan?

Para todos nuestros queridos lectores, hoy, como su Cerrajero Amigo, ofrecemos nuestros mejores consejos.

1) Asegúrense de que la puerta de su casa sea realmente segura.

puerta de entrada

2) ¿Los otros accesos, están protegidos?

Las ventanas pueden ser rotas o removidas con fuerza. Esta es una forma muy común de completar un robo. Después de reforzar la puerta principal, también debe proteger los otros accesos a la casa. Hay muchas soluciones posibles: instalar una cerradura en las persianas, usar persianas blindadas o instalar las típicas, pero siempre efectivas, rejas.

No se olvide que entre los pasajes secundarios, también está el garaje y esto puede afectar su seguridad en casa.

3) Considere la posibilidad de instalar un sistema de alarma.

sistemas de alarma

5) Establezca o mantenga una buena relación con sus vecinos.

Es hora de ser conscientes de cómo podemos ayudarnos unos a otros. Conocer (respetando la «distancia de seguridad» 🙂 a los vecinos y compartir información relacionada con la protección de la familia, construyendo redes, es otra forma de prevenir los robos.